Homilía para el quinto Domingo del Año - Año A - Mt. 5:13-16
 
 
por
 
el Canónigo Dr. Daniel Meynen
 
 
 
" Jesús decía: «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se desvanece, con qué le devolveremos su sabor? No sirvirá más para nada, sino para ser echada fuera y ser aplastada por los hombres.»
 
" «Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad, asentada el lo alto de una montaña no se puede quedar oculta; ni se enciende una luz y se pone debajo del almud; se le pone sobre el candelero, a fín de que alumbre a todos los que estén en la casa. Que vuestra luz, brille así de aquí en adelante, frente a los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y ellos glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos.» "
 
 
 
Homilía:
 
 
" Jesús decía: «Vosotros sois la sal de la tierra.» "
 
Jesús habla a sus seguidores, diciendo: "Vosotros sois la sal de la tierra." Cualquiera que escuche la palabra de Jesús es "sal", la "sal de la tierra". No hay excepción. Esto es verdadero del hombre o de la mujer que ha dado ya su fe a Cristo, esto es tambien verdadero de el o de ella quien lo escucha hoy por primera vez.
 
Usted quien lee estas palabras, usted quien escucha estas palabras, esto es para usted: "Vosotros sois la sal de la tierra". Ahora, este da, Dios lo ha escogido a usted para ser sal de la tierra! Usted debe ser sal de la tierra! Usted debe dar su cuerpo y su espíritu al Señor para hacer el bien y evitar el mal, para vivir como verdadero hija o hijo del Padre, quien esta en el Cielo! Usted es llamado para dar a la tierra su pimiento: esperanza en la Vida eterna!
 
" «Pero si la sal se desvanece, con qué le devolveremos su sabor? No sirvirá más para nada, sino para ser echada fuera y ser aplastada por los hombres.» "
 
Si usted ha oido, si usted ha escuchado la Palabra de Dios, y si entonces usted la rechaza, aflijase! Porque, usted ha perdido su gusto... Usted se ha vuelto como aquellos que son llamados "tibios" en el libro del Apocalipsis. Pero, el tibio es vomitado por Dios: "Conozco tu conducta: no eres ni frío ni caliente. Ojalá fueras frío o caliente! Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío o caliente, voy a vomitarte de mi boca." (Ap. 3:15-16)
 
Ciertos Católicos ya no van más a misa, pero ellos siguen orando, ellos dicen, en el hogar y no en la Iglesia... Que terrible! Son ellos siempre "sal de la tierra"? Me temo que no... A donde están hoy los martires de la fe? Pero no es un martirio el ir publicamente a Misa en un mundo semi-pagano, mercenario, pervertido por diferente clases de pornografía? Yo me pregunto, Que habria pasado con la Iglesia de Cristo si todos los martires de los tres primeros siglos hubieran permanecido en la casa los domingos, y no hubieran sido masacrados en los circos y las arenas...
 
" «Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad, asentada el lo alto de una montaña no se puede quedar oculta; ni se enciende una luz y se pone debajo del almud; se le pone sobre el candelero, a fín de que alumbre a todos los que estén en la casa. Que vuestra luz, brille así de aquí en adelante, frente a los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y ellos glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos.» "
 
Suficiente platica acerca de aquellos quienes están dormidos, acerca de aquellos que no quieren demostrar su fe. Que aquellos quienes quieran testimoniar de su esperanza en la Vida eterna lo hagan con ruido y fuerte! Aun si ellos fueran dos o tres, Dios los ve! Si yo fuera a encender una candela en lo alto de la Torre Eiffel, por ejemplo, nadie vería esta luz, ya que las muchas luces que decoran el monumento lo abrumarán. No obstante habría alguien que vería la luz de mi candela: ese alguién es Dios!
 
Hagamos siempre un poco, hagamos siempre algo, sin importar lo que pase. Pero sobre todo, nunca dejemos de hacer algo! Si algo esta hecho con fe y con amor, entonces esto será algo grande a los ojos de Dios! Además, esto es lo que la Santísima Virgen María ha hecho siempre en la tierra: un día, ella dijo "sí" a Dios, un "sí" que dió a Cristo al Mundo!