Homilía para la Epifanía del Señor - Año B - Mt. 2:1-12


por

el Padre Daniel Meynen
 
 

" Jesús había nacido en Belén de Judá durante el reinado de Herodes. Uno Magos que venían de Oriente llegaron a Jerusalén, preguntando: « ¿Donde esta el rey de los judíos recen nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo.»


" Herodes y toda Jerusalén quedaron muy alborotados al oír esto. Reunió de inmediato a los sumos sacerdotes y a los que enseñaban la Ley al pueblo y les hizo precisar donde tenia que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: « En Belén de Judá, pues así lo escribió el profeta: Y tu Belén, tierra de Judá, no eres en absoluto la más pequeña de entre los pueblos de Judá, porqué de ti saldrá un jefe, el que apacentara a mi pueblo, Israel. (Miqueas 5:1)» Entonces Herodes llamó en privado a los Magos y les hizo precisar la fecha en que les había aparecido la estrella. Después los envió a Belén y les dijo: « Vayan y averigüen bien todo lo que se refiere a ese niño y apenas lo encuentren, avísenme, porque yo también iré a rendirle homenaje.»


" Después de esta entrevista con el rey, los Magos se pusieron en camino y fíjense: la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que sé detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. Que Alegría más grande: Habían visto otra vez la estrella! Al entrar a la casa vieron al niño con Maria, su madre, se arrodillaron y le adoraron. Abrieron después sus cofres y le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra. Luego se les aviso en sueños que no volvieran donde Herodes, si que regresaron a su país por otro camino."





Homilia:


" Jesús había nacido en Belén de Judá durante el reinado de Herodes. Uno Magos que venían de Oriente llegaron a Jerusalén, preguntando: « ¿Donde esta el rey de los judíos recen nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo.» "


Si hay algo que caracteriza el evento de la Epifanía del Señor, es verdaderamente la aparición de un cuerpo celestial, de una estrella: esta es del Señor! ¿Que es esta estrella? San Mateo no lo menciona, quizás ni el mismo lo sabia. ¿Pero no seria el sol? ¿No llaman a Cristo " Sol Justitiae", el Sol de la Justicia? ¿O más bien, no seria otro sol? Pero es difícil de ver como el sol puede ser capaz de aparecer y desaparecer, así como lo relata San Mateo.


Otro Sol anuncia la presencia y la venida de Cristo. En otras palabras, otro Cristo, el Cuerpo de Cristo, anuncia a Cristo en persona! Esto es como cuando Juan Bautista vino al mundo para ser testigo de la Luz del mundo: Cristo. Así, otro Cristo, una luz en el mundo siguiendo a Cristo, anuncia la presencia y la venida del Señor entre los hombres!


¿No es esto toda la misión de la Iglesia, llamada a seguir la Luz del Mundo, de manera que ella misma pueda ser la luz del mundo? Los reyes magos y su estrella están ahí para proveernos un ejemplo de testimonio: los reyes magos creyeron en el signo que ellos habían visto, ellos se convirtieron en portavoces de esta estrella, ellos aparecieron en Jerusalén con esta estrella en el fondo de sus corazones! Los reyes magos estaban listos para vivir o morir por causa de esta estrella, por que era la Estrella del Señor!


" Herodes y toda Jerusalén quedaron muy alborotados al oír esto. Reunió de inmediato a los sumos sacerdotes y a los que enseñaban la Ley al pueblo y les hizo precisar donde tenia que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: « En Belén de Judá, pues así lo escribió el profeta: Y tu Belén, tierra de Judá, no eres en absoluto la más pequeña de entre los pueblos de Judá, porqué de ti saldrá un jefe, el que apacentara a mi pueblo, Israel. (Miqueas 5:1)» "


Los signos de Dios no dejan a nadie indiferente! Para aceptar tal signo o para luchar contra él, siempre hay hombres que más o menos creen en esto. Piensen sobre esto. Si nosotros decimos falsas noticias, si nosotros hablamos mal de alguien y si lo que decimos es falso, una calumnia, hay y habrá siempre personas que creerán en lo que nosotros decimos! Incluso mas, cuando las noticias son verdaderas, como las Buenas Nuevas del Evangelio, nosotros podremos encontrar siempre aquí y allí personas quienes creen en estas...


Así Herodes y los habitantes de Jerusalén, no dudaron ni por un instante: ellos creyeron, con o sin buenas intenciones, lo que los reyes magos les contaron. Los sumos sacerdotes y los escribas buscaron un pasaje de las Escrituras que confirmara estos eventos. Y ellos encontraron la Profecía de Miqueas anunciando el reino del Mesías nacido en Belén. Desdichadamente, esto no fue suficiente para destruir las malas intenciones de algunos. Por que una luz, sin importar cual, puede deslumbrar o iluminar...


" Entonces Herodes llamó en privado a los Magos y les hizo precisar la fecha en que les había aparecido la estrella. Después los envió a Belén y les dijo: « Vayan y averigüen bien todo lo que se refiere a ese niño y apenas lo encuentren, avísenme, porque yo también iré a rendirle homenaje.» "


Aunque nosotros no debemos de lanzar perlas delante de los puercos (cf. Mt 7:6), Cristo no vino al mundo para que tengamos este mensaje en secreto. Por lo contrario, nosotros debemos proclamarlo desde las azoteas (cf. Mt. 10:27). Así Herodes, convocando a los reyes magos secretamente, no tiene el espíritu de Cristo, el no tiene el espíritu de un Cristiano, porque un Cristiano no trata de mantener su doctrina en secreto. Herodes no tiene una pura y correcta intención: esto es para matar al joven Rey que Herodes finge estar interesado en conocer a donde él mora!


" Después de esta entrevista con el rey, los Magos se pusieron en camino y fíjense: la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que sé detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. Que Alegría más grande: Habían visto otra vez la estrella! Al entrar a la casa vieron al niño con Maria, su madre, se arrodillaron y le adoraron. Abrieron después sus cofres y le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra. Luego se les aviso en sueños que no volvieran donde Herodes, si que regresaron a su país por otro camino."


Algo como cuando el Sol cruza el firmamento desde el Este al Oeste, la Estrella de los reyes magos iba delante de ellos hacia el lugar en donde el Niño Jesús y su Madre Maria estaban. Este fue un verdadero milagro! Tan verdadero y tan espiritual que llenó con gozo a los reyes magos! Este gozo que viene del Espíritu de Dios (cf. Gal. 5:22), el Espíritu que es Todopoderoso (cf. Lc. 1:35) y quien comanda las fuerzas de la naturaleza! ¿No sería esto posible? ¿No hemos visto, previamente, al sol detener su trayecto en el cielo para permitir la victoria de los hijos de Israel? (cf. Josué 10:12) ¿Nos hemos olvidado lo que recientemente ha sucedido en Fátima, en donde el sol danzó el 13 de Octubre de 1917?


Durante la celebración de este día, pidámosle a Maria que presente nuestras ofrendas al Señor! Pidámosle, sobre todo, que nos dé a Jesús, para que así el Señor de Señores y Rey de Reyes pueda ser la única Luz que ilumine nuestro corazón, para la Gloria de Dios Padre, en el Espíritu Santo!




Use Google to find your Sunday homily!
Google
Search meynen.homily-service.net
Search computer.homily-service.net
Search WWW