Homilía para el Tercer Domingo del Año - Año B - Mc. 1:14-20


por el

Canónigo Dr. Daniel Meynen
 
 

" Después que tomaron preso a Juan, Jesús fue a Galilea y empezó a proclamar la Buena Nueva de Dios. Decía: «El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca. Cambien sus caminos y crean en la Buena Nueva.» Mientras Jesús pasaba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo: «Síganme y yo los haré pescadores de hombres.» Y de inmediato dejaron sus redes y le siguieron. Un poco más allá Jesús vio a Santiago, hijo de Zebedeo, con su hermano Juan que estaban en su barca arreglando las redes. Jesús también los llamó y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los ayudantes, lo siguieron. "




Homilía:


" Después que tomaron preso a Juan, Jesús fue a Galilea y empezó a proclamar la Buena Nueva de Dios. Decía: «El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca. Cambien sus caminos y crean en la Buena Nueva.» "


Juan Bautista acababa de ser arrestado por Herodes. Juan, de hecho, le había reprochado al Rey Herodes por su vida licenciosa: Herodes vivía con Herodias, la esposa de Felipe, su hermano. Herodes respetaba a Juan y le gustaba escucharlo, pero Herodias lo detestaba. Es por ella que Herodes mandó a Juan a prisión. Mas adelante, Herodes lo decapito, debido a una estratagema de Herodias (cf. Mc. 6:21).


Así el tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca. Porque Juan fue él ultimo de los profetas del Viejo Convenio. Desde que él estuvo en prisión, condenado a morir en poco tiempo, y desde que no tenia los medios modernos, tales como un teléfono celular, o conexiones por satélite, lo que nos permite comunicarnos a través de las paredes de la prisión, se había puesto imposible para Juan seguir su misión: El Viejo Convenio perdió a su ultimo profeta, y el Nuevo Convenio podría ahora aparecer en la luz del día!


¡El tiempo se ha cumplido! San Pablo explica este significado cuando él declaró: "Pero cuando llegó a la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, que nació de mujer." (Gal. 4:4) Así el tiempo fue cumplido con la Encarnación y el Nacimiento del Salvador de los hombres. Pero si la Encarnación no puede ser más perfeccionada, por otro lado el Nacimiento de Jesús se realiza incesantemente en nuestro medio: ¡en cada tiempo que un hombre o una mujer se convierta, esta persona nace de nuevo, nace otra vez, y permite a Cristo que nazca otra vez en nuestro mundo!


¡Cuándo nos damos vuelta hacia Jesús, cuando salimos de nosotros mismos y paramos de amarnos a nosotros mismos, entonces el nacimiento del Señor llega a manifestarse mas en el mundo, entonces, el tiempo se cumple! ¡Cuanto más avanzamos en tiempo, cuanto más cerca estemos de llegar al fin del tiempo, porque el Señor Jesús esta naciendo en nuestra vida más y más!


" Mientras Jesús pasaba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo: «Síganme y yo los haré pescadores de hombres.» Y de inmediato dejaron sus redes y le siguieron. "


Cuando Jesús encuentra aquí a Simón y Andrés, él ya los conoce, porque él ya los había encontrado, cuando Juan estaba todavía libre. Nosotros hemos hablado de esto el domingo pasado (cf. Jn. 1:35-42). Ahora, Juan esta en prisión, y cuando Jesús encuentra a Simón y Andrés, el tiempo se ha cumplido. Ahora, cuando Jesús habla, el Espíritu Santo actúa poderosamente en el alma de todos aquellos que escuchan esta palabra del Señor, ¡quien nos enseña y nos llama a seguirlo!


Por supuesto, antes de llamar a Simón y Andrés, Jesús había realizado su primer milagro en Cana de Galilea. Pero esto fue una excepción, una que María, la Madre de Jesús, obtuvo, como una sobreabundancia de gracia y misericordia. Por otra parte, Jesús había dicho a su Madre: "Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora." (Jn. 2:4) El ensayo de la humanidad y la espera se suponía que habrían durado más tiempo, pero María obtuvo que este tiempo se acortara. Esto es lo mismo con la gran tribulación en donde el Señor dice en San Mateo: "En atención a los elegidos se abreviarán aquellos días." (Mt. 24:22)


" Un poco más allá Jesús vio a Santiago, hijo de Zebedeo, con su hermano Juan que estaban en su barca arreglando las redes. Jesús también los llamó y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los ayudantes, lo siguieron. "


Simón, Andrés, Santiago y Juan, son invitados por el Señor para cambiar sus vidas, para practicar otra clase de pesca: la cual consiste en agarrar hombres y mujeres para Dios, ¡para el Amor de Dios! Sin lugar a dudas, los primeros apóstoles de Jesus continuaron agarrando peces: ellos tenían que trabajar para ganarse la vida. Pero sus espíritus habían cambiado: sus espíritus fueron atraídos por las realidades del Reino, por el Espíritu Santo, mientras que sus pies seguían unidos a la tierra y al Mar de Galilea que permitió que siguieran con vida...


¡Que la Santísima Virgen Maria interceda por nosotros ante Jesús, así como ella lo hizo en las bodas de Cana! Por que hay una gran necesidad en nuestro mundo que la gracia y misericordia del Señor sean sobreabundante en cualquier lugar, ¡tan pronto sea posible! Que el tiempo del Señor llegue más pronto a través de la Intercesión y Mediación de María, quien es ¡toda-poderosa en el Todo Poderoso!